May 31

Página de opinión en 0223.com.ar

La nota original se puede ver aquí.

En mayo de 2010, en oportunidad del tratamiento de la rendición de Cuentas del Ejercicio 2009, manifesté una serie de preocupaciones, que fueron tomadas a la ligera por el Departamento Ejecutivo Municipal.

Señalaba en ese momento:

Me preocupa la tendencia deficitaria del Municipio.

En ese ejercicio el déficit de la Administración Central fue de $ 14.011.919. Al 31 de Diciembre de 2013 ese mismo parámetro asciende a $ 120.668.534.

Es decir que, en moneda constante estamos 3,4 veces peor que a fines del 2009.

Me preocupa la Malversación de los Fondos Afectados, al amparo de la Ley 14.062, artículo 59.

En ese ejercicio se malversaron, entendiendo por malversación, el uso de fondos para un propósito distinto a aquel para el que fueron recaudados, según la Memoria de la Contaduría, $ 11.000.000 durante el ejercicio 2012 se malversa $ 51.000.000 y durante el 2013 $ 44.000.000.

De manera que este solo aspecto estamos 1,6 veces peor.

Por supuesto que esta malversación estuvo al amparo de las Leyes de Presupuesto Provincial 14.199, Art. 85; 14.331, Art. 99; 14.393, Art. 47 a 50 y 14.552, Art. 48.

Me preocupa la disminución de la cobrabilidad.

En junio de 2008, la cobrabilidad de la TSU ascendía al 72,2%, hoy está muy por debajo del 60%, de hecho está en el 57%.

Es decir que la disminución relativa de la cobrabilidad llega a una caída del 20,8%, lo que significa una menor recaudación de $ 100.000.000.

Me preocupa el aumento de la Planta de Personal.

A finales del 2009 había en la Administración Central 6.603 empleados municipales a finales de 2013 la planta de personal asciende a 8.218, es decir un crecimiento del 25%.

Me preocupa la cantidad de horas extras que se pagan, y entiéndase bien que digo se pagan, no que se trabajan.

En ejercicio 2009 se ejecutaron 586.594 horas, contra 783.696 en el 2013, si agregamos a estas horas a la productividad o Remuneración por Resultados, equivalentes a 170.000 horas extras, durante el 2013 se pagaron 953.696 horas extras, es decir 1,6 veces más.

Me preocupa la dependencia de las remesas discrecionales del gobierno provincial y principalmente del gobierno nacional.

Hoy que esos fondos son mucho más escasos, estamos inmersos en una profunda crisis. Es de destacar que nunca entró tanta plata y nunca se gastó tan mal en este municipio.

Todos estos motivos de preocupación no fueron tenidos en cuenta por el Ejecutivo municipal, y por eso estamos, a moneda constante, con respecto al momento en que asumió el intendente Pulti, dos veces y media peor y eso hace que en los próximos días el bloque de concejales de la Agrupación Atlántica presente un proyecto declarando la emergencia administrativa, económica y financiera del Municipio de General Pueyrredon.