Sep 08

Homenaje al Concejal José Cano en la sesión del H.C.D. del 1 de junio de 2017

Homenaje a José Cano​ en el Honorable Concejo Deliberante de General Pueyrredon​, sesión del 1 de junio de 2017

Palabras de la Presidencia:

El Honorable Concejo Deliberante del Partido de General Pueyrredon con gran dolor comunica la noticia del lamentable fallecimiento de José Reinaldo Cano. José quien se desempeñó este último tiempo como concejal, ha sido una persona destacada en el ámbito público de la ciudad desde la restauración de la democracia en el año 1983. Le tocó actuar en distintos ámbitos dentro del Municipio ejerciendo los cargos que ocupó con gran responsabilidad, personalidad, disposición al trabajo y franqueza en sus expresiones. José Cano ha sido una figura muy valiosa y ha pasado por esta vida dejando una huella profunda a través de sus acciones y decisiones. Mar del Plata ha perdido a un importante referente político, pero sobre todo se ha ido un gran hombre y un amigo personal.

Palabras del Concejal Eduardo Pedro Abud​:

Gracias, señor Presidente. Si usted me permite voy a leer algo que he escrito, porque por ahí me traiciona el sentimiento y simplemente quiero decir que hoy despido a un amigo, que fue un ejemplo, que se destacó porque no hacía las cosas que hacemos el resto, era distinto. Fue muy criticado por haberse opuesto a muchas cosas y a muchos negociados que le ofrecieron. Era distinto porque nunca aceptó, como acepta buena parte de la sociedad, eso de decir “roban, pero hacen”.
Muchos trataron de ensuciarlo, muchos no lo entendieron, siempre estuvo limpio. Como todos, tuvo aciertos y errores – muchos errores a lo mejor- pero hoy lo quiero despedir así, lo quiero recordar luchador, obstinado, cabeza dura, crítico, pero en este caso son muy acertadas esas palabras que dicen “cuando un amigo se va, deja un espacio vacío, difícil de llenar”.

Palabras de la Concejal Patricia M Serventich​:

Señor Presidente, desde Agrupación Atlántica PRO, si nos permite, vamos a dar lectura a una carta que hemos hecho en conjunto. “Capacidad, servicio, profesionalismo y dedicación. Estas son las primeras palabras que vienen a nuestra cabeza cuando escuchamos el nombre de José Reinaldo Cano. O simplemente, José, como lo llamábamos todos. Ese José que ayudó a conducir el barco en la tempestad, que tuvo que ocupar una posición ardua, pero que dio y seguirá dando frutos. Con profunda pena en nuestra alma nos encontramos hoy para homenajearlo. Albergamos enorme dolor en nuestros corazones debido a su ausencia. Sin embargo, nos llena de gran consuelo saber que la muerte es sólo un paso más, que no es el final, que él se encuentra en otro lugar, donde no hay dolor ni enfermedad, en donde descansa de las preocupaciones de este mundo y que en algún momento también llegará nuestro turno de partir y entonces nos encontraremos otra vez. Quienes lo conocimos sabemos que fue una persona honrada, muy disciplinado y trabajador. Así era José, pero también tenía un gran sentido del humor y encontraba la forma de reservar parte de su tiempo para disfrutar distendido compartiendo con nosotros sus anécdotas y sus irrepetibles chistes. Sin duda de cada momento vivido junto a él, guardamos recuerdos imborrables.
José Cano se desempeñó con responsabilidad en cada sector en el que por propio mérito logró ocupar. Inspiró a miles de jóvenes siendo profesor en la UNMdP, pero también guió y acompañó a muchos de nosotros, como un gran consejero. Sin duda nos hará falta. En uno de sus libros que lo llenaban de orgullo, José compartió un fragmento de la letra de la canción “Vamos a jugar” que dice así: “Algunos ven las cosas como son y se preguntan por qué, Yo sueño las cosas como podrían ser y me pregunto por qué no”. Querido José, descansa en paz porque iniciaste con valor y entrega el camino del cambio para que juntos construyamos éste, nuestro lugar como en tu sueño. Hoy te despedimos de la misma forma que alguna vez lo hiciste vos: con el abrazo más grande que te podemos mandar, y con un gran aplauso en tu memoria”.

Palabras del Concejal Cristian Azcona​:

Gracias, señor Presidente. Recordar a José Cano es recordar a aquella persona que –voy a hablar a título personal- de alguna manera me aconsejaba y muchas otras veces me retaba. Porque en esta poca o mucha experiencia que uno puede tener en el ámbito deliberativo, José era una persona muy consultada. Cada vez que teníamos una consulta, era él quien se tomaba su tiempo para enseñarnos, explicarnos, en retarnos, en aconsejarnos. Cuando me enteré del fallecimiento de José, sentí una enorme pérdida, de un compañero de trabajo, no sé si en la amplitud de la palabra amigo pero sí una persona que respeté mucho y aprendí a querer, con sus virtudes, sus defectos, sus cabronadas, sus chistes, así, tal cual era. Despido a una persona que aprecié y que en los años que tengo como concejal me llevo una enorme satisfacción de haber trabajado con él, el recuerdo de su experiencia. Así que mi saludo en este difícil momento a sus familiares directos, a su novia, que tanto lo acompañó, a sus hijas, con el mayor de los respetos, entendiendo que por más que en muchas oportunidades pensáramos distinto, en el camino se nos fue un gran compañero.

Palabras del Concejal Daniel Rodríguez​:

Gracias, señor Presidente. Quizá son los momentos donde uno no quiere hablar, es difícil hablar. De tipos como José uno podría decir que como no era peronista no podía decirle que era “compañero”, pero yo lo sentía como compañero. No fue amigo mío pero lo sentía como un amigo. Un tipo muy particular, con grandes valores desde mi punto de vista, tenía mucho coraje, enfrentaba las cosas de frente, con aciertos y errores, pero siempre dotado de una gran integridad.
Era lo que era y creo que uno lo quería porque era lo que era. Todos tenemos matices diferentes, criterios diferentes y la gente que enfrenta la vida con valentía, la que no agarra el camino más simple o sencillo sino el camino que quizá no correspondiera agarrar pero lo hace porque está imbuido de sus convicciones, vale la pena valorarlos. Y José era de ésos. Nuestro bloque ha sentido mucho esto.

Palabras del Concejal Balut Tarifa Arenas​:

Gracias, señor Presidente. En principio, creo que ninguno de nosotros puede decir algo nuevo de José Cano porque todo lo que él ha expresado, ha sentido, gustándonos más o menos a cada uno de nosotros, siempre ha sido público. Siempre fue un tipo transparente que mantuvo una línea de pensamiento que la mantuvo en el tiempo, siempre lo planteó con claridad, siempre la defendió de esa manera, sin importar el espacio en el que esté. Hasta se podría decir que era políticamente incorrecto, pero firme en sus convicciones, algo a destacar en cada una de las personas que desarrollan la función pública. Agradezco haberlo conocido y haber compartido algunos momentos con él.

Palabras del Concejal Alejandro Angel Carrancio​:

Gracias, señor Presidente. Quizá no sea el más indicado para despedir a José Cano dado que no compartí mucho de la vida pública con él ya que yo asumí hace unos meses, el concejal Cano estaba en el Ejecutivo y cuando vino compartí pocos meses de gestión. No tuve la posibilidad de conocerlo muy en profundo, pero sí debo destacar que el tiempo que compartimos vi una persona muy pasional, verborrágico, de convicciones muy duras y de profundo respeto en el disenso, que dedicó su vida a una vocación. Muchas veces quien se dedica a la política, suele ser mal visto en la sociedad y la verdad que para mí no may profesión más noble que ésta, que consagramos nuestros esfuerzos al servicio de los vecinos y con su particular visión, nadie le puede discutir a José Cano que tenía ese sentimiento y esa vocación de servicio, por el cual desde este bloque compartimos lo que se ha dicho acá, además de mandarle nuestros respetos a su familia.

Palabras del Concejal Alejandro Ferro Concejal​:

Gracias, señor Presidente. Es muy poco lo que tengo para decir de José, con quien fuimos compañeros de gabinete, con quien fuimos juntos a Rosario antes de asumir en diciembre de 2007 para ver cómo se manejaban algunas cosas en ese Municipio. Siempre tuvimos una relación muy buena, obviamente después pasó lo que todos conocemos, con lo cual se generaron huellas muy profundas, grietas muy profundas, algunas perdurarán lamentablemente. Pero mi calidad de médico y que pese a esas grietas seguíamos manteniendo un trato amable, cordial durante todo este último tiempo, me dio la posibilidad de estar cerca de él, cuando se enfermó mal. Tuve un contacto directo con él –por supuesto en absoluto secreto sin comentar a nadie que esto ocurría- y lo que uno debe decir es que los que trabajamos en medicina llega un momento que todas las cosas quedan a un costado y uno lo que ve es a la persona, al ser humano sufriente y eso es lo más importante. Pude dejar todas las antinomias de lado para ofrecerle mi apoyo, que lamentablemente no sirvió, pero como persona lo lamento mucho. Lamento mucho el sufrimiento y desaparición de cualquier otra persona y en este caso particular de José, con quien mantuvimos –pese a estar en las antípodas en algunos momentos- una cordial y afable relación.

Fuente: http://concejomdp.gov.ar/legislacion/actas/Periodo%20102%20de%201-4-2017%20a%2031-3-2018/5%20reunion%204%20ordinaria%20periodo%20102%201-6-17.pdf